La oficina es un lugar en el que, de forma inevitable, pasamos horas y horas trabajando sin apenas cambiar de postura. Esto puede derivar en problemas de espalda que, si no prestamos la atención adecuada, pueden derivar en una complicación mayor. Hoy desde Orlian, te lo contamos.

Cuidar la postura y estirar para evitar contracturas

La postura en la que nos sentamos es fundamental si queremos evitar problemas de espalda. La espalda ha de estar siempre en línea recta, y las piernas en posición de 90 grados. Hay que tener en cuenta que la silla esté a la altura adecuada.

En cuanto a la pantalla del ordenador, esta ha de estar unos centímetros por encima de nuestros ojos. De otra forma, el cuello acabará por resentirse y podremos tener problemas de cervicales.

En cuanto a los tiempos de trabajo, hay que intentar hacer pausas y levantarse al menos una vez cada hora. Podemos aprovechar para ir al servicio, a por un vaso de agua o a por un café, pero es importante hacerlo, ya que la espalda al estar tantas horas en una misma postura acabará sufriendo daños.

Los estiramientos mientras estamos sentados también pueden ayudarnos a evitar problemas en la espalda. Para ello, puedes los hombros hacia arriba bajarlos de golpe soltando el aire. Así conseguirás liberar tensiones de la zona cervical.

Por otro lado, hacer un tipo de deporte que fortalezca la musculatura de esta zona nos ayudará a evitar contracturas, ya que esta parte del cuerpo se debilita al permanecer sentado tantas horas.

estiramientos-espalda

Presta atención a todos los aspectos que te hemos contado si quieres evitar los problemas de espalda en la oficina. Recuerda que, ante todo, tu salud y bienestar es lo más importante, ya que sin ellos tampoco podrás rendir correctamente en el trabajo.

Si te ha resultado interesante este artículo, no te pierdas los siguientes: