Cuando los quehaceres nos agobian y las tareas se multiplican corremos el riesgo de perder el control y que reine el caos. Para ello, hay una solución que puede ayudarnos mucho: la organización. Desde Orlian te damos algunos consejos para ser más organizado. ¡Echa un vistazo!

El estrés, el gran enemigo

El estrés es uno de los males que más afecta a la sociedad actual. En la mayoría de los casos, la sobrecarga de trabajo y tareas es difícil de evitar, pero sí que podemos establecer unas rutinas y hábitos para lograr tener todo bajo control.

En primer lugar, hay que mantener el orden y la limpieza tanto en nuestro espacio de trabajo como en el espacio personal. Para ello hay que mantenerlo día a día con pequeños gestos.

Hábitos como dejar siempre cada cosa en su sitio, lavar los platos cuando termines de comer, hacer la cama y recoger la habitación a primera hora del día… Esto hará que no se acumulen tareas y, como consecuencia, tengas un orden en tu espacio que te aportará tranquilidad.

Otra tarea que puede ayudar a que tu mente se organice es hacer listas y anotar todo lo que tienes que hacer. Una vez tengas todo sobre el papel, piensa algunos símbolos para establecer prioridades. Puede ser poner un asterisco a dos o tres tareas prioritarias.

Respecto a esto, te será de gran utilidad tener una agenda. Si cada día dedicamos cinco minutos a organizar las tareas pendientes, lograremos un mayor control sobre ellas y también reduciremos el nivel de estrés.

ser-mas-organizado

Como habrás podido ver, ser un poco más organizado no es complicado. Solo hay que tener un poco de constancia, evitar la acumulación de tareas, establecer prioridades y, sobre todo, evitar posponer las cosas que tenemos que hacer. ¡Seguro que lo logras!

Si te ha resultado interesante este artículo, no te puedes perder los siguientes: